ActualidadLifestyleMedio AmbienteCrean aislantes a partir de colillas de cigarros

El 65% de los cigarros terminan en el suelo; en el peor de los casos, en el mar. Una iniciativa pretende convertir las colillas en aislantes acústicos. Transformando colillas en aislante La Universidad de Extremadura es la promotora de la idea. La investigación pretende reconvertir los filtros de los cigarrillos en aislante acústico. Aunque inicialmente estos filtros se implantaron como una medida reductora del riesgo para la salud de los fumadores, su composición resulta muy...
The Eco Post The Eco Post1 mes ago1216 min

El 65% de los cigarros terminan en el suelo; en el peor de los casos, en el mar. Una iniciativa pretende convertir las colillas en aislantes acústicos.

Transformando colillas en aislante

La Universidad de Extremadura es la promotora de la idea. La investigación pretende reconvertir los filtros de los cigarrillos en aislante acústico. Aunque inicialmente estos filtros se implantaron como una medida reductora del riesgo para la salud de los fumadores, su composición resulta muy tóxica para el medioambiente. Entre sus compuestos hallamos cadmio, arsénico, alquitrán o tolueno.

En España se desechan cada año 32.455 millones de colillas.

El grupo de investigadores, comandados por el profesor Valentón Gómez Escobar del Departamento de Física Aplicada de la Universidad de Extremadura, comenzaron su estudio en 2015. Sin embargo el impulso definitivo lo tuvieron en 2018, cuando Altadis, una de las compañías tabacaleras más importantes del mundo, firmó un acuerdo de colaboración con la Universidad. La empresa, que contribuyó a la adquisición del equipamiento necesario para la caracterización acústica de las muestras, pretende disminuir el impacto en el entorno de los cigarrillos reduciendo sus residuos. Consideran que tan importante es reutilizar los materiales, como concienciar a los fumadores de no dejar las colillas en cualquier parte.

El proyecto se presentó en el congreso nacional World Congress on Recycling 2019, que tuvo lugar el 13 y 14 de mayo. Allí los investigadores pudieron explicar los satisfactorios resultados obtenidos hasta la fecha.

Los filtros de cigarrillos muestran absorciones muy elevadas, comparables o superiores a las de otros materiales muy utilizados como la lana de roca o la fibra de vidrio.

En los próximos meses se tiene previsto profundizar en nuevas líneas de trabajo: la influencia del tratamiento previo de las muestras, incluido el de la limpieza química; influencia de la disposición de las colillas; búsqueda de configuraciones que puedan transferirse al sector industrial; o la modelización teórica del problema.

La problemática de los cigarrillos consumidos

Presentes e todos sitios, pero especialmente en ciudades, donde más gente se aglutina. Se calcula que anualmente se fuman seis billones de cigarrillos en el mundo. En las puertas de los establecimientos, paradas de metro y autobús o en entradas a hospitales, las colillas son parte del paisaje urbano, o al menos, de su pavimento.

“4,5 billones de cigarrillos consumidos acaban en el entorno natural”, según datos de la ONG SEO/BirdLife.

Según datos de Greenpeace, las colillas tardan aproximadamente diez años en descomponerse.  En el peor de los casos acaban en entornos naturales, siendo el mar el más dramático, ya que ralentiza todavía más su degradación. Las colillas se desmenuzan en trozos más pequeños y terminan, en la mayoría de ocasiones, en los estómagos de los animales. De esa forma, la composición altamente tóxica se introduce en la cadena alimenticia de la que los seres humanos, también formamos parte.

The Eco Post

The Eco Post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *