ActualidadFaunaMedio AmbienteOtro cachalote muere por una ingesta masiva de plástico

Ha vuelto a ocurrir. Un nuevo cetáceo ha aparecido muerto y varado en las playas de Indonesia. En su estómago se han hallado más de seis kilos de plástico proveniente del fondo marino: vasos, botellas, bolsas y un sinfín de cuerdas y redes que podrían haber provocado su muerte. El comunicado oficial Los ecologistas de la ONG Miembros del Fondo mundial para la Naturaleza (WWF en inglés) informaban de lo que habían encontrado en una...
The Eco Post The Eco Post2 años ago5046 min
http://theecopost.com/wp-content/uploads/2018/11/bottle-2349136_1280-1280x708.jpg

Ha vuelto a ocurrir. Un nuevo cetáceo ha aparecido muerto y varado en las playas de Indonesia. En su estómago se han hallado más de seis kilos de plástico proveniente del fondo marino: vasos, botellas, bolsas y un sinfín de cuerdas y redes que podrían haber provocado su muerte.

El comunicado oficial

Los ecologistas de la ONG Miembros del Fondo mundial para la Naturaleza (WWF en inglés) informaban de lo que habían encontrado en una playa de la isla de Kapota, situada dentro del archipiélago de Indonesa. Un cachalote de 9,5 metros de largo con el aparato digestivo repleto de elementos plásticos. 115 vasos, 4 botellas, 25 bolsas, 2 sandalias y más de 1.0000 fragmentos de cuerda, entre otros productos, según desvelaba el comunicado emitido por el Ministerio de Medio Ambiente indonesio.

115 vasos, 4 botellas, 25 bolsas, 2 sandalias y más de 1.0000 fragmentos de cuerda, hallados en el estómago del cetáceo.

El Parque Nacional de Wakatobi, donde se produjo el desafortunado hallazgo, es un destino muy demandado para la práctica de submarinismo. Su poblada vida marina, repleta de ballenas y mantarrayas, la convierte en uno de los puntos turísticos más destacados de Indonesia.

Las autoridades indonesias han prometido tomar cartas en el asunto, comprometiéndose al eliminar un 30% de sus residuos marinos para 2025. Para ello destinarán 1.000 millones de dólares. También se está instando a los ciudadanos a reducir progresivamente el uso de plástico, con el objetivo de reducir este material en un 70% para el 2025.

Antecedentes

Desgraciadamente, no es la primera vez que un hecho así ocurre. En junio de 2018, este mismo año, se produjo la muerte de una ballena piloto por ingestión de plástico. El hecho ocurrió en el sur de Tailandia y el animal falleció tras vomitar, convulsionar y agonizar durante una semana.

En su estómago se hallaron ochenta bolsas de plástico que produjeron la obstrucción intestinal. El peso de los plásticos alcanzaba los 8 kilogramos y hacía imposible que la ballena consumiera su alimento nutritivo habitual. Al enfermar, mermaron incluso sus ganas de nadar.

El problema expuesto en datos

La presencia de plásticos en los océanos es un verdadero problema mundial. La ONU calcula que más de 8 toneladas de plástico terminan anualmente en los fondos marinos. Consecuentemente, son ingeridos por los animales y a su vez, pasan a formar parte de la cadena alimentaria de las personas.

8 toneladas de plástico se vierten anualmente en los mares y océanos, según la ONU.

Se estima que cinco naciones asiáticas –China, Indonesia, Filipinas, Vietnam y Tailandia- son las responsables de hasta un 60% de los desperdicios plásticos presentes en los océanos.

Indonesia es uno de los países más contaminantes y contaminados con plásticos del mundo. Es el segundo en cuanto a número de vertidos, solo por detrás de China. Produce 3,2 millones de toneladas de residuos plásticos mal administrados al año, de los cuales 1,29 millones de toneladas terminan en el océano.

Los plásticos de un solo uso como platos, cubiertos, bastoncillos de algodón y pajitas, son responsables del 70% de la basura marina.

Por entender el alcance global del problema, se estima que más de 1,5 millones de animales mueren anualmente por la presencia de plásticos en los océanos. Y por si esto fuera poco, ya hay cinco “islas” conformadas por completo de plásticos flotantes en los océanos Pacífico, Atlántico e Índico.

The Eco Post

The Eco Post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *