ActualidadLifestyleMedio AmbienteEspaña suspende en materia de gobierno medioambiental

5 de junio, Día Mundial del Medioambiente. «Es hora de actuar con contundencia. Mi mensaje a los gobiernos es claro: gravar la contaminación, dejar de subvencionar los combustibles fósiles y dejar de construir nuevas centrales de carbón. Necesitamos una economía verde, no una economía gris». António Guterres, Secretario General de la ONU España y su compromiso con el medioambiente El estudio de la ONG SEO/BirdLife es contundente. La legislación española en términos medioambientales es muy...
The Eco Post The Eco Post4 meses ago2999 min

5 de junio, Día Mundial del Medioambiente. «Es hora de actuar con contundencia. Mi mensaje a los gobiernos es claro: gravar la contaminación, dejar de subvencionar los combustibles fósiles y dejar de construir nuevas centrales de carbón. Necesitamos una economía verde, no una economía gris». António Guterres, Secretario General de la ONU

España y su compromiso con el medioambiente

El estudio de la ONG SEO/BirdLife es contundente. La legislación española en términos medioambientales es muy mejorable. De todos los países de la Unión Europea, España es el país “más incumplidor” en cuanto a legislación ambiental. En 2017, según datos de la Comisión Europea, España acumulaba el 9,2% del total de casos abiertos por infracciones sobre medioambiente. Por otro lado, el marco legal para afrontar los Objetivos de Desarrollo Sostenible marcados por Naciones Unidas para 2030, no está todo lo desarrollado que se requiere para cumplir con los establecido.

«Al cierre del estudio, no había compromiso firme sobre una nueva estrategia de desarrollo sostenible a nivel estatal y los ejemplos similares a nivel autonómico son aislados y no están coordinados con el Estado», comentan los autores del informe.

El informe de SEO/BirdLife

El informe ha establecido los Indicadores de Gobernanza Ambiental en España, que serán evaluados periódicamente para estudiar la acción de las administraciones e instituciones españolas en la defensa del medioambiente. Los indicadores se puntúan desde “claramente favorable”, hasta “claramente desfavorables” y tienen en cuenta cuatro aspectos: el estado de la legislación, la acción de las instituciones, los procesos de participación y la fiscalidad medioambiental. En ninguna de las cuatro áreas España saca nota.

Por un lado, destaca el grado de conflictividad constitucional que experimentan las cuestiones ambientales, excesivamente alto para el escaso número de leyes aprobadas. Estas chocan asiduamente entre sí, suponiendo un 18,30% del total de conflictos presentados ante el Tribunal Constitucional, quien debe resolver cuál prevalece sobre las demás. El estado de la legislación, por tanto, deja mucho que desear.

En cuanto a su presencia en el Congreso de los Diputados, también se observa que el medioambiente tiene poca cabida. Según informaciones recogidas entre 2011 y 2016, únicamente un 0,44% de los temas se referían a medioambiente. Estas propuestas además se enfocaban principalmente en dos aspectos: cambio climático e impacto tras los incendios, dejando de lado otros temas de gran relevancia. Las instituciones, por tanto, no actúan con toda su capacidad.

Los procesos participativos nacionales tampoco son halagüeños. El Consejo Asesor de Medioambiente ha mermado sus reuniones y las conclusiones que obtienen ya no se emiten de forma tan pública. Los datos sólo son positivos cuando nos fijamos en las autonomías. Cataluña, Extremadura, País Vasco, Aragón, Andalucía, Castilla-La Mancha o Asturias, son las que mejor puntuación obtienen. En contraposición, Castilla y León o Madrid son las que menos acciones llevan a cabo en materia medioambiental.

La fiscalidad ambiental es el cuarto punto estudiado. El gravamen de las actividades humanas sirve para incentivarlas o penalizarlas, en función de si son favorables o van en contra del mediambiente. En 2015, España tenía un 1,9% del PIB procedente de impuestos ambientales. Ocupaba el puesto 24 dentro de la Unión Europea.

Por qué celebramos el Día Mundial del Medioambiente

Declarar un día nacional, internacional o mundial sirve para reflejar la importancia de concienciación social al respecto de aquello que se quiera destacar. Existe el Día de la Tierra, del Suelo o el recientemente celebrado del Reciclaje.

Consideramos medioambiente a todo lo que nos rodea. Lo conforman factores físicos, químicos y biológicos, y la interactuación de todos ellos. El medioambiente de forma natural es capaz de mantener el equilibro perfecto, pero la actividad humana ha roto este equilibrio. Esta es la principal causante de su degradación y sólo los seres humanos pueden poner remedio al deterioro. Pesticidas, filtraciones de químicos, basuras incontroladas, quema y tala de bosques son algunas de las cusas del deterioro agravado del entorno.

Desde que en 1972 se estableciera el 5 de junio como Día Mundial del Medioambiente, todos los países que participan de la celebración llevan a cabo actividades dirigidas al cuidado y protección del entorno.

Edición de 2019

Bajo el lema “Conectando la gente con la Naturaleza – En la ciudad y en el campo, desde los Polos hasta el Ecuador”, se celebra en 2019 el Día Mundial del Medioambiente. Pretende demostrar que el cuidado del entorno puede hacerse desde cualquier punto del mundo, y que los gestos siempre tienen una repercusión, se lleven a cabo, donde se lleven.

En esta edición se han programado conciertos, actividades en las calles, exposiciones, campañas orientadas al reciclaje, emisión de documentales, seminarios, conferencias y, cómo no, plantación de árboles.

The Eco Post

The Eco Post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *