ActualidadLifestyleMedio AmbienteDrones que cuidan el medioambiente

Los avances tecnológicos tienen múltiples aplicaciones. Entre ellas ahora también la protección del medioambiente. Los drones han llegado para quedarse y poner solución a muchos de los problemas causados por la contaminación humana. Los vigilantes de la playa Los vehículos aéreos no tripulados tienen una nueva función, la limpieza de las playas. A través del proyecto LitterDrone, dirigido por Fernando Martín, profesor de la Escuela de Telecomunicaciones de la Universidad de Vigo, se quiere hacer...
The Eco Post The Eco Post3 meses ago3868 min

Los avances tecnológicos tienen múltiples aplicaciones. Entre ellas ahora también la protección del medioambiente. Los drones han llegado para quedarse y poner solución a muchos de los problemas causados por la contaminación humana.

Los vigilantes de la playa

Los vehículos aéreos no tripulados tienen una nueva función, la limpieza de las playas. A través del proyecto LitterDrone, dirigido por Fernando Martín, profesor de la Escuela de Telecomunicaciones de la Universidad de Vigo, se quiere hacer volar a estos robots para detectar con mayor facilidad los puntos de acumulación de basura en la costa, así como la composición de dicha basura. De esta manera, se podrán diseñar actuaciones de prevención y mitigación más precisas y eficientes.

LitterDrone es un sistema piloto promovido a nivel europeo, que pretende enfrentar la problemática de la contaminación de las playas. Los drones, equipados con cámaras de alta resolución, sobrevuelan áreas de gran valor ecológico y difícil acceso. En estas expediciones captan a través de un software de caracterización, la cantidad y composición de los residuos para simplificar la tarea de limpieza, control y prevención de la basura marina.

Drones para reforestar

La pérdida de vegetación a consecuencia de la actividad humana tiene en los drones a un gran aliado. Estos robots, al ser capaces de salvar importantes accidentes geográficos, llegan a sitios donde al hombre le sería imposible en poco tiempo. Desde el aire son capaces de cubrir grandes superficies de terreno, repoblando áreas que hayan sido dañadas por un incendio, por ejemplo.

Este es el caso de los drones diseñados por la start-up CO2 Revolution. Sus aparatos esparcen semillas inteligentes, llamadas “issed” y son capaces de hacer una reforestación masiva en cuestión de horas. La semilla está recubierta por una cápsula biodegradable que la protege y ayuda a crecer, facilitando su esparcimiento desde el aire.

Con un solo dron y diez minutos, C02 Revolution puede reforestar dos hectáreas de terreno dañado. Si se invierten dos horas, se logra replantar 100.000 árboles.

Los bomberos con hélices

Desde julio de 2018, España cuenta con drones que hacen el seguimiento nocturno de los incendios. Estos se adquirieron cuando se aprobó el Plan de actuaciones para prevenir y luchar contra los incendios forestales, justo antes del comienzo de la campaña de verano.

Los drones son útiles para monitorear el monte, controlar las franjas de seguridad entre los núcleos de población, perimetrar zonas afectadas y detectar puntos calientes a través del uso de cámaras térmicas. La ventaja de estos aparatos es doble. Por un lado, ofrecen la posibilidad de seguir funcionando incluso sin luz. Por otro, al no estar pilotados, no se ponen en peligro vidas humanas.

El tiburón de la basura

Waste Shak es el dron marino destinado a retirar la basura que flota en los océanos. Diseñado por la empresa holandesa RanMarine Technology, ya ha sido testado para limpiar el puerto marítimo más grande de Europa, el de Rotterdam.

Este aparato tiene autonomía de 24 horas y cuenta con baterías y placas solares integradas. Es capaz de tragarse hasta 500 kilos de basura, que va almacenando en una bolsa sumergida.  Además, posee un software que envía información permanentemente a quienes lo supervisan e impide que sea alcanzado por las embarcaciones. El Waste Shark tiene autonomía propia, pero también puede controlarse de forma remota.

A partir de esta tecnología han surgido nuevos modelos, más grandes o más estrechos, para limpiar otro tipo de entornos y recoger distintos residuos. Tras la jornada de trabajo, el sistema vuelva a la plataforma donde se subdividen los residuos para reciclarlos.

La verdadera utilidad de los drones

Las aplicaciones tecnológicas ofrecen múltiples soluciones medioambientales. Además de las ya desarrolladas, hay drones para teledetección de problemas, de vigilancia animal, de control de situaciones adversas, supervisión de flora y fauna, riego de terrenos… Poco a poco estos robots están sustituyendo la presencia humana en situaciones de riesgo, lo cual no sólo es beneficioso por la protección que supone, sino por la visión que ofrecen casi siempre desde las alturas.

The Eco Post

The Eco Post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *