ActualidadFaunaMedio AmbienteEspecies invasoras amenazan a ecosistemas nacionales

Los mapaches en la Comunidad de Madrid, las tortugas de California en los ríos españoles o recientemente, las termitas en Tenerife. La inconsciencia del ser humano es la principal amenaza para la fauna autóctona en el mundo. Fauna invasora Las especies invasoras han generado un problema medioambiental que afecta a nuestros hábitats y especies. Hoy este problema es considerado la segunda causa de pérdida de biodiversidad mundial según la ONU. “En Europa, una de cada...
The Eco Post The Eco Post2 años ago7789 min
http://theecopost.com/wp-content/uploads/2019/02/successfully-canadian-518136-unsplash-1280x960.jpg

Los mapaches en la Comunidad de Madrid, las tortugas de California en los ríos españoles o recientemente, las termitas en Tenerife. La inconsciencia del ser humano es la principal amenaza para la fauna autóctona en el mundo.

Fauna invasora

Las especies invasoras han generado un problema medioambiental que afecta a nuestros hábitats y especies. Hoy este problema es considerado la segunda causa de pérdida de biodiversidad mundial según la ONU.

“En Europa, una de cada tres especies está en peligro crítico de extinción por la colonización de especies invasoras”.

Estos animales se introducen en hábitats distintos al propio, de forma accidental o intencionada, y logran una adaptación y colonización en un determinado periodo de tiempo. El problema reside en que las especies nativas de estos hábitats se ven afectadas negativamente por las foráneas y en ocasiones no pueden competir contra ellas, siendo desplazadas o aniquiladas. Si la especie en cuestión sólo puede vivir en el hábitat invadido, está condenada a la extinción.

“De las 12.000 especies exóticas que se conocen en Europa, en torno al 10-15% son invasoras”.

Además del impacto ecológico por la pérdida de especies, la colonización genera un sobre coste a las administraciones que tienen que luchar contra las plagas. Las especies invasoras pueden afectar también a la salud humana si son portadoras de plagas, así como dañar las industrias pesqueras, cultivos forestales, infraestructuras o mermar la disponibilidad de agua en los ecosistemas en los que se introducen.

“La Unión Europea destina 12.000 millones de euros anuales al control de las especies invasoras”.

Los casos más recientes

Los medios de comunicación se han hecho eco recientemente del problema de las termitas que asola Tenerife o la invasión de los mapaches en la Comunidad de Madrid. Nadie sabe cómo los insectos, oriundos de América, llegaron a la isla. Se cree que alguno de los viveros ubicados en el foco del origen pueda ser el responsable, pero hasta la fecha, todos los esfuerzos se están centrando en contener la expansión. El coste estimado para su eliminación es de diez millones de euros.

El problema de las termitas, que ya han afectado a más de un centenar de viviendas en Tenerife, podría llegar a la península y extenderse desde allí a toda Europa. Esto supondría un cataclismo de dimensiones incalculables.

De igual forma se teme la invasión de mapaches que afecta a la Comunidad de Madrid desde el año 2007. El Gobierno regional lleva desde entonces dando caza a estos mamíferos de aspecto adorable, pero de comportamiento agresivo. Los mapaches tienen una rápida reproducción, una extrema inteligencia y efectos devastadores en la fauna autóctona y en el medio rural. Son propensos a la transmisión de enfermedades como la rabia, tuberculosis o sarna.

De origen americano, los mapaches llegaron a España por la moda pasajera de servir como mascota. La gente los adquiría por parejas, estas se reproducían con facilidad y acababan siendo regaladas o abandonadas. De esta manera, los mapaches acabaron invadiendo zonas boscosas y ajardinadas de Madrid, preferentemente las bañadas por ríos o lagos. A su vez, desplazaron a la fauna ibérica, como la nutria, se alimentan de los huevos y las crías de las aves acuáticas, que también desaparecen; su depredación afecta también a los consumidores de segundo orden, que se quedan sin su alimento en la cadena.

Otros casos sonados

Las especies invasoras abarcan fauna y flora. Algunos de los casos los conocemos por las campañas llevadas a cabo desde las instituciones, como la lucha contra el mejillón tigre, que invadió ríos e infraestructuras acuáticas. También fue clave la guerra contra el cangrejo rojo americano, que desplazó al nacional, o la súper población de tortugas de California, que incluso llegó a la estación de Atocha, donde los dueños abandonaban a sus mascotas en el estanque principal. En Mérida todavía están buscando solución a la expansión del camalote por las aguas del Guadiana y en Galicia parece que la avispa asiática, al menos durante el invierno, está siendo controlada.

El cambio climático también está siendo determinante en la alteración de los patrones de los ecosistemas. Las migraciones de las aves ya no se producen como años atrás y algunas aves exóticas encuentran en España un nuevo clima agradable en el que vivir. Es por ello que en muchos parques hemos dejado de ver gorriones y en su lugar, cotorras argentinas o de Krames llenan los árboles de color.

 

 

The Eco Post

The Eco Post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *