ActualidadLos grandes eventos estarán obligados a ser sostenibles

El Ayuntamiento de Madrid aprueba la nueva Ordenanza de Calidad del Aire, que obligará a los promotores de grandes eventos con una asistencia superior a los 5.000 asistentes , como por ejemplo el Orgullo Gay o Mad Cool, a presentar una memoria de impacto ambiental que garantice medidas preventivas y correctoras para evitar efectos negativos en el medio ambiente, relativos a ruidos y vibraciones, gases, contaminación lumínica, limpieza, vertidos u ocupación del suelo. La tramitación...
The Eco Post The Eco Post7 meses ago5974 min
http://theecopost.com/wp-content/uploads/2020/03/aranxa-esteve-S5DEUg2yUVU-unsplash-1280x855.jpg

El Ayuntamiento de Madrid aprueba la nueva Ordenanza de Calidad del Aire, que obligará a los promotores de grandes eventos con una asistencia superior a los 5.000 asistentes , como por ejemplo el Orgullo Gay o Mad Cool, a presentar una memoria de impacto ambiental que garantice medidas preventivas y correctoras para evitar efectos negativos en el medio ambiente, relativos a ruidos y vibraciones, gases, contaminación lumínica, limpieza, vertidos u ocupación del suelo.

La tramitación de la norma, impulsada por el Área de Medio Ambiente y Movilidad,  surge de la necesidad de sustituir la Ordenanza General de Protección del Medio Ambiente Urbano. La nueva ordenanza se articulará sobre tres ejes: preservar y mejorar la calidad del aire; proteger la salud y el medio ambiente ante las diferentes emisiones; e impulsar la eficiencia energética. Todo ello diseñado para reducir los niveles de contaminación en la capital.

Así, entre las novedades de la ordenanza, que entrará en vigor después del verano, destaca esta obligatoriedad para los promotores de grandes eventos. Según consta en el borrador, se regularán fundamentalmente los acontecimientos que se celebren en el exterior y los que podrían tener un impacto notable en el medio ambiente. Se refiere a festivales, conciertos y concentraciones que impliquen un montaje y una estructura determinada, aunque no tanto a manifestaciones y agrupaciones multitudinarias.

El informe previo, explican desde Medio Ambiente, debe contener la identificación de los responsables a efectos ambientales y de seguridad y una batería de medidas que aseguren que el desarrollo del evento cumple con los principios de accesibilidad, movilidad sostenible, jerarquía de residuos, sostenibilidad en el gasto de energía y recursos hídricos y la minimización de las molestias a los vecinos. También un análisis de la huella de carbono, junto a acciones de compensación de la emisión de gases de efecto invernadero, y el cumplimiento de exigencias relativas al suministro eléctrico y el uso de maquinaría previstas en la propia ordenanza.

Además, la norma exigirá tras su aprobación que los organizadores garanticen acciones para fomentar la corresponsabilidad de los participantes en hábitos comprometidos con la sostenibilidad y el consumo responsable –como podría ser el reciclaje de vasos– y otras actuaciones relacionadas con el equilibrio del impacto ambiental y promover un legado sostenible.

The Eco Post

The Eco Post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *