ActualidadLifestyleMedio AmbienteOpiniónLos partidos políticos hablan de medioambiente ante las elecciones del 28 de abril

Presentamos el resumen de las secciones destinadas a medioambiente, de los programas electorales elaborados por los principales partidos políticos en España. Estas propuestas se han publicado paulatinamente en las webs de dichos partidos y se presentan como soluciones a los problemas medioambientales ante los comicios que se celebrarán el próximo 28 de abril de 2019.
The Eco Post The Eco Post1 mes ago25020 min

A pocos días de las elecciones generales, los partidos políticos presentan sus programas electorales para ganar adeptos. Las propuestas medioambientales tienen cabida en casi todos los programas, aunque no todos los partidos plantean el problema de la misma manera, ni ofrecen las mismas soluciones. La creación de un Pacto de Estado por el medioambiente aseguraría el cumplimiento de medidas contra el cambio climático, para la gestión de residuos, la promoción de energías renovables o la protección de los recursos hidráulicos y forestales.

Los programas electorales

Desde que se anunció la fecha de las elecciones, los partidos políticos han estado preparado a contrarreloj la batería de propuestas con las que pretenden ganarse al electorado. Con más o menos originalidad respecto a los programas de elecciones anteriores y con acusaciones cruzadas de plagio por alguna propuesta, el 8 de abril se terminaban de presentar los proyectos de gobierno de los principales partidos.

Podemos fue el primero en publicar sus ideas, resumidas inicialmente en un manifiesto de 29 puntos que fue ampliado a las 215 medidas finales que hoy figuran en su web. Le siguió el Partido Socialista, más escueto con “110 compromisos con la España que quieres”. El tercero, Ciudadanos, presentó bajo el título “Soluciones para cambiar a España a mejor”, 350 medidas. El último en actualizar su programa electoral y el que más extenso ha sido es el Partido Popular, que ha lanzado en 500 puntos “Nuestro contrato con los españoles”. En cuanto al grupo político VOX, no ha emitido ningún programa concreto para las elecciones 2019. En su web solo figuran las “100 medidas urgentes para España”, un manifiesto que desarrollaron en el Palacio de Vistalegre, durante un acto con su militancia en octubre de 2018.

Los programas son documentos en su mayoría extensos, compuestos por un título y un desarrollo de la propuesta. A su vez, dichas propuestas se presentan agrupadas por epígrafes variables según el partido, pero básicamente estructurando los diferentes aspectos que componen la política del país y los temas que más preocupan a la sociedad, como la economía, bienestar social o relaciones internacionales. Este año, en especial, destacan los apartados dedicados a la lucha contra la corrupción, las medidas para la igualdad social entre hombres y mujeres, y las propuestas para afrontar una transición energética para evitar el cambio climático.

Las medidas que hacen referencia a los temas más debatidos por la opinión pública, como el feminismo o el cambio climático, son con los que los partidos se juegan su éxito y opción de voto de forma mayoritaria. Con ellas pueden dejar claro su posicionamiento ideológico. En el caso de VOX, por poner un ejemplo, Santiago Abascal negó que el cambio climático fuera un problema de la envergadura que la sociedad plantea: “el cambio climático existe desde que la Tierra es Tierra; siempre hay cambio climático, otra cosa es que sea propiciado por las manos del hombre”. Bajo el prisma de esta declaración, afirma que su grupo no contemplará medidas al respecto.

No obstante, el resto de partidos sí que han tenido muy en cuenta la importancia de adoptar soluciones, recogiendo en mayor o menor medida propuestas  para frenar el cambio climático, fomentar energías renovables, descarbonizar el país, asegurar una energía limpia y económica y proteger de forma efectiva el entorno.

Las medidas medioambientales comunes

Casi todos los partidos han tenido en cuenta las propuestas medioambientales en sus programas. De igual forma, hemos visto cómo hay conceptos en los que todos han hecho hincapié y en donde han propuesto soluciones incluso similares. Estos puntos son los siguientes:

  • Desarrollar Plan Nacional de Transición Ecológica. Esta idea es secundada por todos los partidos, que son conscientes de la necesidad de impulsar energías renovables, prescindir paulatinamente del carbón y fomentar el autoconsumo. Casi todos destacan su deseo de poner fin al impuesto al sol (todavía no se ha eliminado por completo) y reducir la dependencia energética del exterior. Los partidos políticos también conocen el atractivo de disminuir gastos a las familias, por eso de forma relacionada tratarán con sus medidas de asegurar un suministro energético mínimo, especialmente en los casos más vulnerables, y reducir los importes de las facturas energéticas. La negativa a la explotación de hidrocarburos a través de fractura hidráulica (fracking) es un punto que dos partidos han destacado en especial, Podemos y Ciudadanos.
  • Cumplir con Europa. Las exigencias con la Unión Europea son un tema al que todos se refieren, pero no del mismo modo. Mientras que el Partido Popular, PSOE y Ciudadanos, se decantan por cumplir con las medidas de la Unión, Podemos propone una alternativa a la Estrategia Energética de la Comisión Europea. Para la formación morada es primordial que se dejen de apoyar fuentes no renovables, como el gas natural, para evitar de igual forma que se aumente el poder de las grandes corporaciones energéticas frente a los Estados.
  • Fomentar el objetivo de no-residuos. El reciclaje, la gestión óptima de residuos y el desarrollo de nuevos sistemas de envasado y embolsado se cuelan en todas las propuestas. Los partidos políticos han reaccionado ante la necesidad de reducir el uso de plásticos para garantizar el sostenimiento del planeta. Podemos propone gravar las bolsas de plástico, así como imponer una ecotasa a aquellos establecimientos turísticos que generen impacto medioambiental. Además, coincide con Ciudadanos y Partido Socialista en promover la idea de la Economía Circular, con la que se aseguren “cero residuos” y un uso más eficiente de las materias primas. El Partido Popular afirma que incrementará las inversiones para mejorar tanto los sistemas de reciclaje, como la creación de envases más sostenibles, ligeros y respetuosos con el medioambiente.
  • Proteger la calidad del aire, agua, suelo y bosque. La realidad del cambio climático y sus consecuencias exige tomar medidas para proteger el entorno. Elaborar leyes que los protejan específicamente (suelo, terreno forestal, recursos hidráulicos, niveles de limpieza en aire), que adecúen su utilización, que las favorezcan a través de actividades y proyectos públicos y que las hagan accesibles a personas y animales. Es necesario exigir la reutilización de recursos, así como conservar y recuperar la biodiversidad de las áreas que hayan sido dañadas. Todos los partidos hacen mención a la creación de planes nacionales, a la cesión de fondos específicos y en el caso de PSOE y Ciudadanos, a la redacción de un Libro Verde/Blanco que anticipe y evite los efectos del cambio climático.
  • Decidir el futuro de la industria automovilística. Este sector, uno de los que más peso tiene en la economía nacional, ha sufrido numerosos reveses debido a las emisiones atmosféricas de sus motores propulsados. Para casi todos los partidos se hace necesario impulsar medios de transporte de baja o nula emisión, así como apoyar a la industria en su transición hacia un modelo de movilidad más sostenible. Para el Partido Popular, además, este cambio tiene que venir propiciado “por la evolución tecnológica y las decisiones de los consumidores, que sustituirán unas tecnologías por otras, rechazando así las prohibiciones a los vehículos de combustión”.

 

Otras medidas individuales

Además de las anteriores, cada partido ha querido mostrar su interés y preocupación por el entorno añadiendo una batería de propuestas que dista del resto. Es en ellas donde se hace evidente la filosofía política de cada agrupación. Se presentan en orden de mayor a menor en cuanto a número de propuestas presentadas.

Ciudadanos ha sido el que más artículos de su programa ha destinado a medioambiente. De forma más exhaustiva ha planteado una solución a cada uno de los problemas que considera fundamentales resolver, basando sus remedios en la elaboración de planes nacionales específicos: transición energética, calidad del aire, gestión de residuos orgánicos, ciudades inteligentes, o reducción de dependencia energética exterior. Para Ciudadanos tanto peso tiene el futuro del medioambiente, como la recuperación de lo dañado hasta ahora.

Podemos fundamenta la protección del entorno valiéndose directamente de la promoción de energías limpias, apartando las tradicionales contaminantes y fomentando prácticas como el autoconsumo. En sus propuestas no hallamos partidas destinadas a la financiación, ni apoyo o subvenciones para llevar a cabo la conversión de las industrias y empresas. La transición que proponen proviene de las actuaciones de la administración pública: recuperación de centrales hidroeléctricas por parte del Estado, menor cesión del control a entidades energéticas privadas, adopción progresiva de energías 100% renovables en las dependencias de la Administración Pública… y en cuanto a movilidad, “fomentar las bicicletas como base de una movilidad urbana sostenible”.

Para el Partido Popular la transición energética tiene que hacerse de forma mucho más progresiva, basándose en la demanda ciudadana, que será la que marque los ritmos, y en el aprovechamiento de infraestructuras y fuentes que, aunque contaminantes, todavía son útiles y eficientes para el país. Aunque fomenta la conversión a energías lías, no pretende prescindir de forma radical y prohibitiva de las fuentes tradicionales. A través de apoyo directo tanto a entidades públicas, como privadas, ajustarán los niveles de emisiones y exigencias a lo dictado por Europa.

Finalmente, el Partido Socialista se ha inspirado en la idea del Green New Deal de España, título en el que ha englobado sus propuestas medioambientales. Destaca la necesidad de llevar a cabo una transición energética a medio-largo plazo y con una planificación concreta; su proyecto está articulado en distintas fases proyectadas por años. El PSOE es consciente de la necesidad de apoyo directo institucional (financiación) a sectores a los que se exige la reconversión energética, poniendo en su horizonte tanto a la industria automovilística, como la turística.

 

Conclusión a las propuestas

En definitiva, todos los partidos encuentran puntos en común que, se dé el resultado que sea el próximo 28 de abril, deberían tenerse en consideración y llevarse a la práctica para asegurar la sostenibilidad y futuro medioambiental. Si estos puntos en los que coinciden de manera pre-electoral se tomaran como parte de un Pacto de Estado por el Medioambiente, las políticas de protección serían una garantía para la ciudadanía. No obstante, si el pacto no se firma, nada garantiza que las formaciones sigan estando de acuerdo tras el paso por las urnas.

 

The Eco Post

The Eco Post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *