Actualidad¿Cómo reciclamos la Navidad?

¿Qué ocurre cuando la Navidad termina?, ¿qué hacemos con el árbol, los adornos, la decoración del belén, el papel de envolver o las bolsas de basura que hemos generado?
The Eco Post The Eco Post2 años ago52211 min
http://theecopost.com/wp-content/uploads/2019/01/laura-gomez-461623-unsplash-1280x853.jpg
El día 6 de enero se dan por terminadas las festividades navideñas. Es entonces cuando tenemos que gestionar todo lo que hemos producido y comprado para estas tres semanas del año. ¿Dónde van a parar nuestros residuos?
El día de después

Todos los años se repite el mismo proceso. El día de Reyes los contenedores de basura terminan su jornada copados de cajas de regalo, papeles de envolver, bolsas con los restos de las comilonas y alguna corona despistada de las que dan con el Roscón. Ya, en los días posteriores, es común que las familias depositen también adornos, luces que dejaron de funcionar e incluso los propios árboles que han decorado los hogares durante casi un mes.

El reciclaje básico

Aunque es inevitable generar residuos, está en nuestra mano el control de su gestión. Tanto el papel, como las cajas de cartón de regalo, deben depositarse en el contenedor azul. Aquellos productos plásticos, así como las bolsas en las que se transporten, al amarillo. Las botellas de cristal, las copas y vasos que no hayan sobrevivido a las celebraciones, al contenedor del vidrio. ¿Y qué hacemos con el árbol, la iluminación o la televisión vieja a la que hemos encontrado repuesto? Una visita al punto limpio nos sacará de dudas y dará solución al reciclaje de estos elementos.

¿Qué hago con el árbol?

Hoy día, la mayoría de hogares optan por poner árboles artificiales que permiten ser guardados año tras año y reutilizados en infinidad de ocasiones. Sólo si el árbol está muy deteriorado debe cambiarse, ya que para su fabricación se requieren hidrocarburos y procesos altamente contaminantes. En eses caso, lo recomendable es llevarlo al punto limpio para que lo despiecen y reciclen de la forma más adecuada.

Se estima que alrededor de dos millones de árboles naturales terminarán en los vertederos españoles en el mes de enero.

Sin embargo, la cosa se complica cuando hablamos de árboles naturales. Algunos ayuntamientos lanzan campañas de recogida para evitar que los árboles mueran o acaben en vertederos. No obstante, la posibilidad de que sean replantados o de que vivan a posteriori es muy baja, según comenta Ecologistas en Acción. Es todavía más improbable que lo hagan, cuando las especies que se adquieren no son autóctonas de la zona donde se desean replantar.

“A pesar de lo que se pueda creer, las campañas municipales de recogida de árboles tras las fiestas no consiguen más que tranquilizar al incauto consumidor, ya que es muy complicado que estas especies sobrevivan”.

Los pinos y abetos son las especies más demandadas, pero también hay otros adornos navideños que están suponiendo un alto impacto medioambiental. Los acebos, por ejemplo, se encuentran en peligro de desaparición, así como el abuso de musgo empleado en belenes, o las modas importadas del rusco y el muérdago para ornamentar el interior de las casas.

Recuperar las especies vegetales naturales es muy complejo, ya que suelen carecer de cepellón (el sistema de raíces de las plantas), no han sido cuidadas debidamente el tiempo que han permanecido en los hogares, o no pueden replantarse por ser especies foráneas que serían invasoras de los ecosistemas de nuestros montes.

Otras medidas para una Navidad más sostenible

La Navidad de 2018 ha tocado a su fin, pero desde Ecoembes nos aconsejan con varios trucos para que la siguiente sea más respetuosa con el medio ambiente. Reciclar está en el centro de todas las medidas, ya sea haciéndolo nosotros directamente, o adquiriendo productos y artículos provenientes de elementos reciclados. Nos invitan a usar la imaginación para decorar con lo que tenemos nuestros hogares y hacer cenas menos opulentas y cocinadas con productos locales y ecológicos. Los mercados de segunda mano ya sea para comprar o para vender siempre son una buena opción, así como dar una segunda vida a papeles de envoltorio, cajas o bolsas.

Ecologistas en Acción recomiendan que la tradición del árbol de navidad se haga en especies vegetales autóctonas que vivan en nuestros parques, patios y jardines. En cuanto al papel de los regalos, mejor si elegimos uno fabricado a partir de otros reciclados. También nos aconsejan comprar nuestros regalos en pequeño comercio, así como decantarnos por aquellos que tengan un origen sostenible y sean de comercio justo.

Y como en todo, que prime la lógica y la mesura en las celebraciones. Que no nos dejemos llevar por tendencias consumistas o por el abuso generalizado de comidas y gastos. El cambio hacia un mundo más sostenible tiene que producirse en el entorno más íntimo del individuo.

The Eco Post

The Eco Post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *