FoodieLifestyleMedio AmbienteOpiniónVida saludableBotellas reutilizables ¿Cuál es la mejor opción?

Consumir agua en botellas de plástico no es bueno para la salud del ser humano según diversos estudios realizados. Se debe, principalmente, a las sustancias cancerígenas que contienen estos plásticos. Por tanto, su fabricación y, sobre todo, el tiempo que tarda en desaparecer de nuestro entorno hacen que la concienciación en el uso de botellas reutilizables sea cada vez más urgente. Los recipientes de plástico rígido a base de policarbonato que contienen el nocivo aditivo...
The Eco Post The Eco Post2 años ago4587 min

Consumir agua en botellas de plástico no es bueno para la salud del ser humano según diversos estudios realizados. Se debe, principalmente, a las sustancias cancerígenas que contienen estos plásticos. Por tanto, su fabricación y, sobre todo, el tiempo que tarda en desaparecer de nuestro entorno hacen que la concienciación en el uso de botellas reutilizables sea cada vez más urgente.

Los recipientes de plástico rígido a base de policarbonato que contienen el nocivo aditivo BPA o Bis fenol lo pueden liberar sobre el contenido de su interior.

La opción de las botellas reutilizables no plásticas parece la mejor opción frente a las botellas de plástico, pero aunque sean reutilizables, muchas botellas podrían no ser tan eco amigables como pretenden hacernos creer. Por ello, es importante saber los materiales de los que están compuestas, para saber que botellas reutilizables en el mercado son la opción realmente más ecológica y respetuosa con el planeta.

Debemos conocer el ciclo de vida de los materiales de cada botella de agua reutilizable, así como el impacto ambiental que tiene cada uno.

Existen muchos tipos de botellas reutilizables en el mercado… ¿Cuál es la mejor? ¿La de acero, la de aluminio o la de plástico?

Las botellas de aluminio y las de acero tienen importantes impactos en el medio ambiente durante su fabricación, y aunque son 100% reciclables, la energía usada para el procesamiento del producto es mucha y son de las más contaminantes. Además, tienen el problema añadido del revestimiento interno de las mismas, que a la larga puede desprenderse y puede ser ingerido sin darse cuenta.

Por contra, las botellas de agua de plástico son las que menos impacto generan, tanto por sus materiales y la densidad de éstos como por el proceso de producción en general. Estas botellas podrían ser nocivas para la salud del ser humano. La mayoría de expertos coinciden en que el mayor riesgo para la salud asociado a la reutilización de las botellas de plástico es microbiológico.

Por un lado el deterioro por el uso diario de la botella puede provocar la rotura física del plástico, en forma de rayados, grietas o quiebras en el material poroso. Y ser un nido de bacterias, puesto que el interior de estos envases ya no mantiene sus iniciales condiciones de total asepsia pudiendo incluso contaminarse con microorganismos y bacterias que proceden de la boca o del ambiente. Para minimizar riesgos en la salud se deben seguir dos recomendaciones básicas: antes de usar la botella de plástico, inspeccionarla bien para asegurarse de que no tiene roturas y lavarla con un detergente suave después de cada uso.

Si se vive en países de clima tropical o mediterráneo donde la botella puede someterse a altas temperaturas, el plástico puede multiplicar la liberación  de BPA o Bis fenol.

En conclusión, la mejor y más duradera opción son las botellas de vidrio, porque no alteran la composición química de los productos ni sueltan ningún tipo de partículas; tampoco transmiten sabor y conservan la frescura del agua de forma natural. Y el vidrio es 100% reciclable. La única pega es que las tapas no pueden ser de vidrio, y entonces se debe comprobar que todos los materiales adicionales a la botella de vidrio sí sean reciclables.

Para que las botellas de agua reutilizables sean eco amigables, hay que proporcionarles una vida útil muy larga limpiándolas y cuidándolas adecuadamente, según las instrucciones del fabricante.

Las botellas de vidrio, aunque tengan protección exterior, pueden ser peligrosas, porque se pueden romper y se pueden cortar con ellas, sino tienen cierto cuidado a la hora de trasportarlas o manipularlas.

The Eco Post

The Eco Post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *