LifestyleMultimediaTechVida saludableLos menores de dos años no deben exponerse a pantallas electrónicas

Nos rodean, forman parte de nuestras rutinas y son imprescindibles para multitud de actividades. Aunque los adultos nos hayamos acostumbrado a ellas, ¿deberíamos proteger en mayor medida a los más pequeños de las pantallas electrónicas? El último informe de la OMS La Organización Mundial de la Salud se ha vuelo a pronunciar, esta vez alertando de la excesiva exposición de los más pequeños a las pantallas electrónicas. Según su advertencia, los niños menores de dos...
The Eco Post The Eco Post3 meses ago1945 min

Nos rodean, forman parte de nuestras rutinas y son imprescindibles para multitud de actividades. Aunque los adultos nos hayamos acostumbrado a ellas, ¿deberíamos proteger en mayor medida a los más pequeños de las pantallas electrónicas?

El último informe de la OMS

La Organización Mundial de la Salud se ha vuelo a pronunciar, esta vez alertando de la excesiva exposición de los más pequeños a las pantallas electrónicas. Según su advertencia, los niños menores de dos años no deberían siquiera tener acceso a las pantallas, mientras que los de entre dos y cinco años, no deberían superar la hora diaria.

Una hora diaria es el máximo recomendado por la OMS para los niños de entre dos y cinco años.

El problema, además de la merma del desarrollo psicosocial, es el destacado cambio de hábitos saludables por otros sedentarios. Cesar en la actividad física o restar horas de sueño, puede provocar consecuencias muy peligrosas a tan temprana edad, como la obesidad infantil y las enfermedades asociadas.

“Tenemos que tratar de pasar del tiempo sedentario al tiempo de juego, protegiendo al mismo tiempo, el tiempo dedicado al sueño”, explica la coordinadora de la OMS, Juana Willumsen.

Otros problemas asociados al abuso de pantallas móviles

Otros recientes estudios han relacionado los problemas de déficit de atención en edades tempranas, con un uso excesivo de dispositivos electrónicos. El estudio, publicado en la revista especializada Plos One, ha analizado los hábitos de consumo en niños canadienses menores de cinco años.

Los niños que se exponen a más de dos horas diarias a pantallas electrónicas, tienen significativamente más problemas de conducta que los niños que no lo hacen. De igual forma, cuanto más tiempo se destina a la práctica de deportes organizados, menos probabilidades hay de desarrollar este tipo de patologías.

Estos hallazgos indican que la etapa preescolar es crítica en el desarrollo de problemas de conducta futuros. Con su publicación se pretende concienciar a padres y familias para que limiten el tiempo frente a la pantalla y fomenten la actividad física.

Pero este no es la única tesis que alerta de los peligros de las largas exposiciones a las pantallas. En 2006, el pediatra alemán Peter Winterstein llevó a cabo un curioso estudio enfocado a la capacidad creativa e imaginativa de 2.000 niños. El médico les pidió que realizaran el dibujo de una figura humana, que posteriormente valoró siguiendo distintos parámetros. Los resultados fueron muy elocuentes. Mientras que los niños que menos tiempo dedicaban a ver televisión realizaban dibujos detallados, expresivos y dimensionales, los que estaban más de tres horas diarias frente al televisión llevaban a cabo trazos sencillos, poco realistas e inmaduros. El exceso de televisión estaba supliendo las necesidades cognitivas y de desarrollo de los niños.

The Eco Post

The Eco Post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *