ActualidadLifestyleMedio AmbienteLas toallitas y los plásticos de un solo uso intoxican los mares españoles

Colapsan los sistemas de alcantarillado, revientan los motores de las depuradoras y acaban invadiendo los litorales del país. Las toallitas húmedas, los bastoncillos, pajitas, utensilios de plástico, productos de higiene íntima… Son el nuevo enemigo de los mares españoles “El monstruo de las toallitas” Ciudades como San Sebastián, Valencia o Nerja han sido noticia por el enorme tapón que ha puesto en peligro su red de saneamiento urbano. Anteriormente lo habían sido Nueva York y...
The Eco Post The Eco Post5 meses ago5157 min

Colapsan los sistemas de alcantarillado, revientan los motores de las depuradoras y acaban invadiendo los litorales del país. Las toallitas húmedas, los bastoncillos, pajitas, utensilios de plástico, productos de higiene íntima… Son el nuevo enemigo de los mares españoles

“El monstruo de las toallitas”

Ciudades como San Sebastián, Valencia o Nerja han sido noticia por el enorme tapón que ha puesto en peligro su red de saneamiento urbano. Anteriormente lo habían sido Nueva York y Londres. ¿El culpable? El abuso de toallitas higiénicas. O más bien, de los ciudadanos que deciden arrojarlas por sus inodoros. Los monumentales atascos han alcanzado dimensiones inimaginables, incluso kilométricas en el caso de Valencia.

Se necesita una inversión de 160 millones de euros para renovar la red de saneamiento de Valencia, incluyendo el recolector norte, en proceso de limpieza del atasco de 3,5 kilómetros de desechos de toallitas.

El material en que están fabricadas no es biodegradable, ni si quiera en aquellos productos que posean el etiquetado “apto para inodoros”. Esto se debe a que la desintegración de las toallitas es un proceso largo, que no puede llevarse a cabo en lo que dura el trayecto que va desde las cloacas hasta la depuradora. Las toallitas se enganchan en rejillas, se apelotonan en canales y si tenemos en cuenta la antigüedad de los sistemas de saneamiento, tenemos la combinación perfecta para asegurar un atasco.

Otros vertidos que acaban en el litoral

A las toallitas hay que sumarle el cúmulo de heces, artículos que no deberían acabar en los retretes como bastoncillos, productos de higiene femenina, pañales; además de aceites y detergentes. Esta mezcla dispara el riesgo de vertido de aguas fecales en playas y ríos, lo que recientemente ha ocurrido en la población de Nerja.

«Es muy triste ver las toallitas pegadas contra las rocas, esperamos una solución», comenta Miguel Joven, de Educare Aventura, una empresa dedicada a las actividades al aire libre en Nerja.

De lo acontecido en el municipio malagueño tiene también culpa la inexistencia de depuradora local. Desde 2013 está firmado el contrato por el Ministerio de Medioambiente con las empresas constructoras, que deberían haber finalizado la obra hace años. Si por fin se cumplen los últimos plazos estimados, este verano Nerja será el último municipio del litoral malagueño que vierta sus aguas residuales al mar.

Las medidas que se reclaman

El problema de los vertidos no reside únicamente en la falta de civismo particular, ya que la actividad comercial de polígonos industriales y de algunas empresas también afecta negativamente a las aguas residuales. Restos de pinturas, tóxicos, jabones, combustibles fósiles y artículos de desecho terminan en los mares como si se tratasen de vertederos. Otro gran problema lo encontramos en los productos plásticos de un solo uso.

En un intento de poner freno a estos últimos, los eurodiputados aprobaron el jueves 28 de marzo, prohibir a partir de 2021 los plásticos de un solo uso. Esta prohibición tiene como objetivo recuperar los productos fabricados en este material para producir nuevos a partir del reciclado de los mismos. No obstante, se reclaman nuevos materiales para la producción de artículos de uso diario, como el bambú que usan en Todarus para fabricar cepillos de dientes.

Es necesario que se comercialicen productos menos nocivos para el entorno, es lo único que podrá asegurar la supervivencia de las especies.

Nuevos materiales, no tóxicos y biodegradables se solicitan a los fabricantes y a las instituciones campañas de concienciación ciudadana y fondos para poder limpiar y recuperar las redes de saneamiento y los litorales intoxicados de vertidos inaceptables.

The Eco Post

The Eco Post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *