ActualidadCalentamiento Global: ¿el cambio climático ya es un mal irreversible?

Cuando acontecen eventos cuyo origen es humano y provocan grandes daños, como ocurrió con las centrales de Fukushima en 2011 y Chernóbil en 1986, sus efectos si bien son devastadores tienen un alcance limitado y sus consecuencias son locales, por lo que es posible delimitar ciertas áreas circundantes y declararlas no aptas para la vida humana. La Tierra también suele experimentar una serie de catástrofes naturales, entre las que destacan los terremotos, los maremotos o...
The Eco Post The Eco Post3 semanas ago889 min
https://theecopost.com/wp-content/uploads/2021/04/joel-vodell-MdpHg97Kq5I-unsplash-1280x959.jpg

Cuando acontecen eventos cuyo origen es humano y provocan grandes daños, como ocurrió con las centrales de Fukushima en 2011 y Chernóbil en 1986, sus efectos si bien son devastadores tienen un alcance limitado y sus consecuencias son locales, por lo que es posible delimitar ciertas áreas circundantes y declararlas no aptas para la vida humana. La Tierra también suele experimentar una serie de catástrofes naturales, entre las que destacan los terremotos, los maremotos o tsunamis y las erupciones de los volcanes, cuyas consecuencias en general afectan exclusivamente a las zonas aledañas. Por ello, nada hay más perturbador para el equilibrio de este pequeño planeta azul, que los devastadores episodios que ya ha comenzado a causar el Calentamiento Global. ¿Qué es el calentamiento global?  El calentamiento global es producto de una enorme variedad de acciones llevadas a cabo por los seres humanos, cuyas consecuencias son un calentamiento gradual y anualmente sostenido de la temperatura de la Tierra. Está comprobado que desde 1900 el planeta ha sufrido un aumento calórico de algo más de 1ºC. La previsión para fines del siglo actual es que este aumento alcance cotas que podrían variar entre los 2ºC y los 5ºC y aunque “a priori” podría suponerse que 5ºC no representan una disparidad tan grande, la demostración de cuán catastrófica puede resultar esta diferencia se remonta a la época de las glaciaciones: esta cifra es la misma que experimentó nuestro planeta entre dicha era y la actual. Es la época en la que nuestro planeta dejó atrás la Edad del Hielo, por lo que su temperatura también aumentó alrededor de 5ºC; la diferencia estriba en que, para que esto sucediera hubieron de transcurrir 5000 años y el actual cambio climático se verificará en 200. Cuando algo comienza a calentarse es muy complicado frenar este proceso y si lo que se calienta tiene un tamaño tan enorme como es el de un planeta, el problema es gravísimo.

Causas del calentamiento global

Naturales: La causa antropogénica fundamental del calentamiento global es un fenómeno denominado “efecto invernadero”. Un invernadero es un sitio que alberga cultivos que requieren altas temperaturas y condiciones estables para subsistir; la protección de sus paredes sirve como retén y conserva el calor en su interior.

Hay un efecto invernadero que es natural e imprescindible para la vida y cuyo resultado es que el planeta disfruta de niveles de calor mayores de los que debería, a causa de que la atmósfera retiene determinados gases (metano, CO2) y conforma algo así como una “capa protectora gigante”, que recubre la tierra y la mantiene tibia y acogedora.

El sistema funciona así: los rayos del sol (sobre todo las ondas cortas, las de luz visible y las radiaciones ultravioletas) pasan a través de esta capa de gases y producen un calentamiento natural de la Tierra. Como contrapartida, el planeta irradia la energía sobrante hacia el espacio, pero no toda se escapa, sino que una parte vuelve a ser retenida y es la causa de que se experimenten unos 33ºC más de calor, de lo que se podría esperar. Este efecto invernadero natural es sin dudas es algo beneficioso para la Tierra ya que, si no existiera la atmósfera, el planeta resultaría tan frío que todas las formas de vida que conocemos serían una mera utopía.

Antropogénicas: A partir de los siglos XVIII y XIX comenzó a gestarse lo que se conoce como “Revolución industrial”, gracias al descubrimiento de las máquinas de vapor que necesitaban quemar carbón para funcionar. Desde entonces los seres humanos no han parado de producir gases, que desequilibran el efecto invernadero normal. Los vehículos que emplean motores de combustión interna funcionan desde el siglo XIX alimentados por una reacción química entre el oxígeno y el combustible (de origen fósil) llamada combustión, un proceso que permite el movimiento de los vehículos, pero origina una serie de subproductos contaminantes, fundamentalmente Dióxido de Carbono. La producción de electricidad también depende mayoritariamente de dichos combustibles y emite ingentes cantidades de gases de “efecto invernadero”. Todo el CO2 que producen estos sectores (transporte, generación de electricidad, etc.), migra hacia la atmósfera y engrosa la capa “natural” de gases de efecto invernadero que rodea a la Tierra, provocando que se atrape un porcentaje mayor de calor solar y que el planeta se sobrecaliente.

¿Aún podemos frenarlo? Si bien existe una minoría de personas que niega la viabilidad de esta explicación, la inmensa mayoría de los científicos e investigadores del mundo entero están de acuerdo en que las acciones humanas también denominadas antropogénicas son las principales responsables del Calentamiento Global que experimenta el planeta. Resulta evidente que el equilibrio de la Tierra está sufriendo cambios bruscos que vemos representados en los inestables patrones climáticos, en el aumento de la desertificación o en la escasez de agua potable. Pero el primer paso para detener el Calentamiento Global es que cada terrícola asuma la existencia del problema.

La crisis a la que nos enfrentamos no sólo les incumbe a científicos y/o gobernantes; cada ser humano, con sus acciones diarias es capaz de marcar la diferencia: cuidar el agua, consumir responsablemente, evitar el despilfarro, generar menos desperdicios, reciclar y/o reutilizar son algunas de las medidas a poner en práctica YA.

The Eco Post

The Eco Post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *