Medio AmbienteÁrboles artificiales para purificar el aire de las ciudades

La contaminación atmosférica es uno de los grandes problemas ambientales de nuestro tiempo: cada año provoca 400.000 muertes prematuras en Europa y siete millones en todo el mundo. Para tratar de reducir los niveles de polución de las grandes ciudades, la empresa mexicana Biomitech ha desarrollado Biourban, un árbol artificial de cuatro metros de altura que contiene, dentro de su estructura, reactores de microalgas que absorben dióxido de carbono, monóxido de carbono, óxidos de nitrógeno y partículas...
The Eco Post12 meses ago4515 min
https://theecopost.com/wp-content/uploads/2020/11/victor-garcia-VnFGmctBs1s-unsplash-1280x1024.jpg

La contaminación atmosférica es uno de los grandes problemas ambientales de nuestro tiempo: cada año provoca 400.000 muertes prematuras en Europa y siete millones en todo el mundo. Para tratar de reducir los niveles de polución de las grandes ciudades, la empresa mexicana Biomitech ha desarrollado Biourban, un árbol artificial de cuatro metros de altura que contiene, dentro de su estructura, reactores de microalgas que absorben dióxido de carbono, monóxido de carbono, óxidos de nitrógeno y partículas desde 2,5 micras para alimentarse de ellas y, tras un proceso natural de fotosíntesis, convertirlas en oxígeno, mejorando así la calidad del aire de la zona en la que está situado.

El sistema, que captura entre 40 y 60 toneladas de CO2 al año, realiza la misma labor de aproximadamente 368 árboles naturales. Los primeros artefactos, que funcionan a partir de energía solar, se instalaron en México y la previsión es que en 2022 haya 300 unidades distribuidas por toda Latinoamérica.

Tras probar su eficacia, esta innovadora solución estará disponible en España el próximo año de la mano de la fintech valenciana ClimateTrade, encargada de su comercialización en exclusiva a nivel europeo. «Nuestro «core business» es ayudar a las empresas a alcanzar sus objetivos en materia de sostenibilidad a través del blockchain para que todo sea transparente y trazable, pero de forma complementaria pretendemos introducir tecnologías que puedan ser disruptivas contra el cambio climático», explica Francisco Benedito, CEO de la firma que trabaja con gigantes del Ibex como Telefónica o Meliá Hotels. El empresario es consciente de que estas plantas artificiales no van a erradicar por completo la contaminación que azota las metrópolis del planeta, pero sí son un primer paso para, al menos, minizarla. «No es la panacea, pero es una propuesta muy disruptiva y que soluciona una gran parte del problema», defiende.

Todavía no puede revelar las urbes españolas que acogerán estos aparatos, pero confirma que están en conversaciones «con las comunidades autónomas y con los municipios más relevantes del país», así como con el sector privado. «Estamos muy adelantados para instalarlo en un centro comercial… podría hacer mucho bien porque son sitios donde siempre se han producido aglomeraciones de gente», detalla. Los dispositivos incorporan pantallas de publicidad, con la que se sufragan los costes de los mismos, según apunta Benedito. «Para las Administraciones Públicas no implica ningún gasto, el aparato no se vende, solo tienen que habilitarnos los espacios donde podríamos instalarlo», añade.

Aunque ClimateTrade desembarca en España en un contexto pandémico que ha asestado un duro golpe a la economía, el coronavirus no ha frenado sus objetivos: «Con el European Green Deal todos los países están muy centrados en sostenibilidad, con lo cual hay apetito de generar proyectos sostenibles». En 2021, se focalizarán en territorio nacional y de cara a 2022 planean entrar en otros países europeos.

The Eco Post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *